miércoles, 18 de junio de 2014

Tesis de Arqueología cognitiva

La forma de estudiar la Arqueología cognitiva puede constituir su principal problema, pues poco hay escrito sobre ello. Parece claro que requiere un gran esfuerzo por parte de quien quiera realizar tal trabajo, pues con los métodos tradicionales de la Arqueología poco desarrollo se lograría. Existen muy pocos trabajos al respecto, los artículos y libros son muy escasos, estando la mayoría en inglés y con muy poca difusión, generando muchas dudas en los intentos de realizar estudios sobre la cognición humana en el Paleolítico. En una anterior entrada (interdisciplina y arqueología) ya expliqué que la interdisciplina es el único medio científico que, por lo menos en la actualidad, nos puede ofrecer un método adecuado para realizar tales intentos. 

Pero el principal problema de todo intento de estudios interdisciplinarios es conocer qué ciencias debemos de utilizar en su realización. En este contexto, nada hay descrito, todas las posibilidades son posibles, pero ¿cuáles son las adecuadas? Tampoco hay respuesta, siendo variable la utilización de diversas ciencias relacionadas con la conducta humana en diversa combinaciones según los autores cognitivos (Merlin Donald, Colin Renfrew, Steven Mithen, Almudena Hernando, Wynn y Coolidge, Davidson, I. y Noble, W., etc.). En la variabilidad en la elección y en la forma de relacionarlas es donde reside las diferencias teóricas, y sus propias limitaciones, de los trabajos realizados por los autores antes citados.

Este fue, sin duda, el principal problema al que tuve que enfrentarme en la realización de mi tesis doctoral sobre la Arqueología cognitiva que presente en el 2002: Arqueología cognitiva. Elaboración de un modelo psicobiológico sobre el origen y desarrollo de la conducta simbólica humana. Su aplicación en la transición del Paleolítico medio al superior.   

Su contenido es la base de mis dos libros publicados:
- Arqueología cognitiva: Origen del simbolismo humano (ed. Arcos/libros).
- Arqueología del lenguaje. La conducta simbólica en el Paleolítico (ed. Akal).
Así, como de los artículos publicados en diversas revistas que pueden verse en la página de Academia.edu correspondiente a mi obra.


La elaboración de una tesis de estas características en muy compleja, pero a la vez muy instructiva para la comprensión de la naturaleza humana y del futuro de la propia Arqueología como método de interpretación de nuestra conducta. Aunque el paso de los años la ha desfasado en algunos aspectos, no deja de ser muy interesante la manera de enfrentarse al reto de la interdisciplina en los estudios prehistóricos. Estas conclusiones y el deseo de que tales conocimientos estén al alcance de todos los interesados en el tema me llevan a intentar su difusión por los medios que nos proporciona Internet.

Por tanto, si alguien que tenga relación con la Arqueología y está interesado en su lectura, puede leerla libremente en la siguiente dirección: Tesis de Arqueología cognitiva (2002).